NO MÁS PÓLVORA, LAS MASCOTAS TAMBIÉN SUFREN

Villancicos, buñuelos, natilla, regalos y mucha comida son algunas de las tradiciones de época decembrina que une no sólo a la familia, sino, a la comunidad en general en un ambiente mágico y armónico. Sin embargo, existe una tradición que pone en riesgo la salud física, emocional y sicológica de algunas personas y de nuestras mascotas: La pólvora.

Aunque cada año disminuye el uso de fuegos artificiales, debemos estar preparados para que nuestra mascota no sufra con la pólvora, por ello, tu tarea es estar pendiente de ellos de principio a fin, así que toma nota y atiende nuestros consejos para que tu mascota pueda vivir una Navidad tranquila y en familia.

Los días de mayor uso de pólvora, sin duda, son el 24 y el 31 de diciembre, así que prepara con anticipación a tu peludo. Si tienes un perro procura llevarlo a dar un paseo un poco extenso durante la tarde para que libere energía y esté más tranquilo en la noche, pero si tu mascota es un gato dedica mucho tiempo de mimos y juegos para entretenerlos. En pocas palabras, tu tarea es hacer que jueguen, corran y se cansen tanto que dediquen la noche a dormir.

Así mismo, es importante que en la noche cierres bien puertas, ventanas y cortinas. De esta manera, minimizas el ruido y las oportunidades de que tu mascota busque la forma de escapar a causa del miedo, ten en cuenta que la pólvora puede alterar el olfato de las mascotas y provoca que se desorienten. Por esto, te recomendamos no dejar sola a tu mascota en esos momentos, prepara un ambiente de calma y relajación para que el estrés se haga más soportable.

Recuerda que tanto los perros como los gatos tienen el oído y el olfato mucho más sensibles que los seres humanos, por eso debes cuidarlos, respetar su miedo y brindarles todo el amor para que no se sientan desprotegidos ¡Eso de regañarlos no es una buena idea!

Por su parte, los veterinarios afirman que pueden presentarse cambios en el comportamiento normal de los animales domésticos, pues ellos presentan un sentido de escucha más agudo que el del ser humano y el nivel de ruido que ocasiona estos juegos artificiales puede ser un tormento para ellos.

Por ello muchas mascotas pueden entrar en un estadio de desesperación ante el ruido, incluso, pueden terminar lanzándose por balcones o pasando la calle y terminar atropellados. También pueden terminar dañando los muebles o volverse agresivos con las personas por el efecto que causa la pólvora.

Los expertos recomiendan no hacer uso de pirotecnia en los hogares si quieren cuidar a sus mascotas y, en caso de no tener alternativa, lo ideal es acostumbrar al animal a que es algo normal.

Esto se puede hacer acompañándolo durante los estallidos o premiándolos con galletas para perros, para que se sientan en un ambiente cómodo. Además, es recomendable que sus mascotas, incluso hámsters y otros roedores, permanezcan en sitios donde se sientan seguros como las habitaciones donde normalmente permanecen y no en el exterior.

Sin duda, los fuegos artificiales no son compatibles con la tranquilidad de los peluditos, pero con estos pequeños tips, acompañándolos todo el tiempo, cuidándolos y dejándolos en un sitio seguro y cómodo podrás calmar su ansiedad en estas épocas decembrinas, mientras logramos hacer eco con campañas como No más pólvora.




Abrir chat