¿CÓMO ENSEÑAR A MI PERRO A DAR LA PATA?

¿Quién no quiere que su perro aprenda trucos? Seguro que nadie ha levantado la mano. Es normal. Ver a tu cachorro girando sobre sí mismo, tumbándose o haciéndose el muerto es muy divertido. Pero lo mejor de todo es que, no solo estás favoreciendo su inteligencia, si no que estás reforzando su adiestramiento y afianzando la relación.

¡Así que toma nota y enséñale a dar la pata! Todos los cachorros (e inlcuso perros adultos) tienen la capacidad de aprender. Es cierto que algunos perros aprenden más rápido que otros, pero con constancia y cariño tu mascota aprenderá.

Lo primero que tienes que tener claro es que debes tener paciencia. No te desesperes si tu perro no aprende en las primeras sesiones. Si te frustras, tu mascota lo notará y se agobiará. Aprender debe ser divertido para los dos.

Sesiones de Entrenamiento Cortas

Busca un lugar tranquilo en el que estéis en silencio y evita todas las distracciones posibles. La sesión de entrenamiento del perro debe durar entre 5 y 10 minutos, nunca estés más de 15 minutos. Solo conseguirás agobiar a tu perro. Eso sí, puedes practicar entre dos y tres veces al día compensando juegos, paseo y comida entre las sesiones.

La base de un buen entrenamiento es el refuerzo positivo, la repetición y el cariño. No regañes a tu perro porque no haya aprendido un truco todavía, se desmotivará. Además, estarías siendo injusto.

Tu Perro Debe Estar Sentado

¿Tu mascota no sabe sentarse todavía? No podemos salir a la calle sin bañarnos, así que primero enséñale a tu perro a sentarse, después podrás continuar con el la sesión “dar la patita”

Prepara Una Buena Dosis de Golosinas

Ya sabes que en el mercado hay una gran variedad de chucherías, pero ten cuidado de no sobrealimentar a tu perro. Siempre es importante evitar la obesidad. Busca siempre golosinas que puedas partir en trocitos pequeños.

Si te gusta la cocina, también tienes la opción de preparar a un perro unas deliciosas

cookies. ¡Ñam, ñam!

Elige la Palabra y el Gesto Adecuado

Toda orden debe ir vinculada a una palabra. Lo ideal es que sea una sola. En este caso, la más lógica sería “pata”. También, ten cuidado y usa siempre la misma mano. Si las alternas podrás confundir a tu perro. Además, después de enseñarle a dar una pata, puedes empezar con la otra. Luego de que haga caso a la expresión “¡Pata!” prémialo con una galleta y verás como este aprendizaje será una tarea divertiva.




Abrir chat